Cátedra UNESCO de Bioética

Información y matrícula

  • Observatorio de Bioética y Derecho
  • Cátedra UNESCO de Bioética
  • Universidad de Barcelona
  • Av. Diagonal 684
    Facultad de Derecho
  • 08034 Barcelona
  • Tel. (+34) 93 403 45 46
  • obd.ub@ub.edu

Opiniones de ex-alumnos del Máster en Bioética y Derecho

Presentación  |  Solicitar información  |  Objetivos  |  Matrícula  |  Metodología Programa  |  Becas  |  TFM

 

Estas son algunas de las opiniones de alumnos que han cursado el Máster en Bioética y Derecho de la Universidad de Barcelona desde su inicio en el año 1995:



  • Opinión de Germán Diestre Ortin

    Médico responsable de la Unidad de Psicogeriatria del Centro Sanitario Albada ―Parc Tauli SabadellHospital Universitari

    Mi experiencia en el Máster fue muy provechosa y me ha permitido proseguir y profundizar en la bioética clínica.

    Como tantas veces ocurre, el aprendizaje es un camino afortunadamente sin fin, y fundamentalmente contribuye a abrir nuevas ventanas al conocimiento. Así fue el Máster en Bioética y Derecho para mí. Yo que venía del ámbito clínico, en el cual aún trabajo, me encontré descubriendo otros mundos de la bioética y profundizando en los que aparentemente ya creía conocer.

    Recuerdo, sobre todo, los encuentros presenciales, aunque con pocos compañeros, todos ellos tenían una gran ilusión por ampliar sus conocimientos y de compartir opiniones. Recuerdo también ahora con emoción alguna sesión especial, con el profesor Ramón Valls. Pude compartir con él unos minutos privados, con su enorme sabiduría. Hoy en día, tras de mí, en lo alto de mi librería "especializada en bioética", siguen en primera fila "los apuntes", tan ordenadamente entregados y apropiadamente escritos, afortunadamente claro. Aún están presentes cuando he de revisar un tema más olvidado y siempre son un punto de partida concreto y experto.

    Con el paso de los años, el empuje del Máster todavía continúa. He podido mantener vivo el interés en la bioética clínica, incorporarlo de manera natural a mi quehacer diario en la atención a personas enfermas, y hacer de la deliberación ética una práctica normalizada con el resto de mis compañeros.

    He tenido además la oportunidad de participar de forma continuada en la formación de otros profesionales en aspectos de la bioética clínica, sobretodo en relación a la planificación anticipada de decisiones, la capacidad, la atención al final de la vida, y otros. Sin duda lo recomendaría a cualquiera que estuviera dispuesto a llegar más allá en el conocimiento de la bioética, más si cabe si lo que quiere, es impregnarse de ella y transformar su práctica profesional.

  • Opinión de Mariana Dobernig

    Abogada y Profesor titular de las asignaturas de Personas y Familia y Bioética y Derecho en la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México

    Debido a mi interés por la Bioética cursé el Máster en Bioética y Derecho en línea de 1999 a 2001, había ya acreditado una Maestría en Derecho y una especialidad en Tópicos en Bioética en el Medical College de Wisconsin, Estados Unidos.

    El Máster fue para mí, una gran oportunidad de visualizar la Bioética desde un ángulo completamente diferente, fue una experiencia muy enriquecedora, debido al gran nivel de los profesores que te asisten como tutores y además porque los textos que tuve oportunidad de revisar y estudiar me dieron una visión más completa del problema.

    Así mismo, pude tener una estrecha relación no solo con abogados, sino con médicos, enfermeras y profesionales de diversas áreas que me permitieron tener una visión interdisciplinar de la Bioética.

    Desde el punto de vista profesional, me ha abierto muchas puertas el contar con el Máster y con la experiencia que adquirí, por lo que he participado en diversos Comités de Ética y de Investigación, así como asistiendo en el área jurídica de Centros de Reproducción Asistida, además mi labor académica se vio enriquecida enormemente.

    Para mí, fue una gran experiencia de la cual he tenido grandes frutos.

  • Opinión de Fernando Dolz Andrés

    Médico

    La realización del Máster en Bioética y Derecho ha sido y es para mí una realización personal y un inicio en una etapa profesional en la que llevaba años de forma implícita trabajando en ello.

    Su realización ha supuesto una abertura de mente y un principio en la reflexión bioética de los problemas diarios en la vertiente profesional. De mi formación académica, como médico que soy, reconozco que me ha abierto nuevas miras con la aplicación del Derecho a la Bioética que se me había cuestionado y que yo había sido un ferviente defensor de que ambos conceptos iban unidos y de la mano a pesar de la oposición de algún directivo directo. Personalmente me ha brindado muchas satisfacciones y a nivel profesional me ha ayudado a contactar con otras personas de diversa formación, no exclusivamente sanitaria como la mía; farmacéuticos, veterinarios, enfermeras, auxiliares sino de otras como pueden ser del derecho, la filosofía y otras personas también interesadas mejorando los contactos tanto de manera personal como profesional.

    En cuanto a mi carrera profesional me ha permitido el reconocimiento el año 2008 con el Premio a la Excelencia Profesional por el “Consell de Metges de Catalunya” y el entrar a formar parte de la Comisión de Deontología y Ética médica del Colegio Oficial de Médicos de Tarragona como vocal en 2014 y asimismo en el 2015 como vocal del Comité de Ética Asistencial (CEA) Territorial del Camp de Tarragona.

    Asimismo he tenido el honor de pertenecer al Comité Científico organizador del 2º Congreso Nacional de Deontología y Ética Médicas realizado en Tarragona en Mayo de 2015 y moderar la mesa “Capacidad del Paciente”. Publicado dicho congreso en formato de libro digital publicación de la Organización Médica Colegial (OMC) de España. Por otra parte he colaborado como profesor externo de la Universitat Rovira i Virgili de Deontología y Ética Medicas, dentro de la asignatura, Medicina Legal, de 5º curso del Grado de Medicina en un proyecto piloto de colaboración de la Universidad y el COMT por medio de su Comisión de Deontología.

    Las cualidades del Máster que resaltaría son la cercanía del profesorado, la interesante temática impartida de gran calidad, el asesoramiento constante, así como la facilidad para realizarlo “on line”. Esta opción es muy adecuada para todos aquellos que disponemos espacios, no fijos de tiempo, y así hacerlo desde nuestros hogares implantando una metodología que cada vez se va ampliando más.

  • Opinión de Sara Llop

    Trabajadora Social

    A finales de los 90 se creó en nuestra empresa una Comisión Promotora de Bioética con dos objetivos:

    • La formación de profesionales en la disciplina de bioética.
    • La consiguiente creación de un Comité de Ética Asistencial (CEA) en los diferentes centros que estaba gestionando la empresa.

    Desde la Comisión Promotora se nos invitó a hacer formación en Bioética, indispensable para el cometido que supondría ser miembro de un CEA, tener los conocimientos necesarios para saber abordar, razonar, meditar, expresar opiniones sobre conflictos bioéticos.

    Entre los años 2000-2002 tuve el placer de realizar el Máster en Bioética y Derecho que dirigía el Observatorio de Bioética y Derecho.

    Soy trabajadora social y realizar este Máster ha sido muy importante en mi carrera profesional. Por un lado, he consolidado el reconocimiento del perfil del trabajo social como miembro del equipo asistencial; por otro lado, he adquirido conocimientos sobre cuestiones de salud y medicina, propias del ámbito donde estoy trabajando e indispensables para llevar a cabo mi trabajo en un centro sanitario.

    A nivel personal, me ha permitido conocer y reflexionar sobre temas que me afectan como ciudadana y que exigen un compromiso con mis conciudadanos, tanto a nivel de derechos como deberes.

    Dar las gracias a todo el equipo de profesionales que llevan a cabo este Máster por su profesionalidad e implicación en mejorar las instituciones sanitarias, porqué la Bioética es un valor añadido a nuestro trabajo diario con personas que ponen en nuestras manos su salud y su vida, pero también su historia de vida.

  • Opinión de Victoria Martorell

    Subdirectora Gestión Clínica i responsable del area de negocio del Hospital de la Santa Cruz y San Pablo

    Es la segunda vez que me preguntan cuáles son los aspectos que más he valorado a lo largo de los años de los aprendizajes adquiridos durante los dos años del Máster en Bioética y Derecho.

    Como la primera vez no puede contestar suficientemente bien, porque me olvidé del último punto, que para mí tenía una importancia primordial, esta vez empiezo por el final y así me aseguro de no volverme a olvidar.

    Creo que es fundamental para el Máster su voluntad de buscar respuestas, en el marco laico, amparándose en el derecho y la moral para encontrar soluciones en nuestros retos como sociedad. Este planteamiento, que podríamos decir es denominador social común, deja a la vertiente individual los aspectos religiosos que cada persona quiera auto imponerse, siempre me ha parecido sencillo y al tiempo terriblemente contundente. El espacio común de organización social es neutro, siendo las visiones individuales las que pueden autoimponerse modelos religiosos. De hecho si uno tiene en cuenta los veinte años transcurridos des del inicio del Máster y la evolución cada vez más dificultosa de la convivencia en las sociedades occidentales por malentendidos pretendidamente religiosos, que quieren ser aplicados a otros con coacción, hay que considerar que el enfoque de la Maria Casado no solo fue novedoso sino totalmente visionario. A mi entender es el único enfoque que puede permitir la convivencia positiva de sociedades multiculturales i multireligiosas. Hace falta pues, en mi opinión, hacer un reconocimiento especial al Máster y a su directora, por su contribución al que indudablemente es la única alternativa de futuro para generar sociedades plurales, ricas i harmoniosas.

    Dicho todo esto que para mí era un tema del marco general pero de capital importancia, paso a explicar aquellos aspectos que de bien seguro no podría haber adquirido sin este Máster.

    Recuerdo la percepción de privilegio, privilegio por la calidad de los profesores y privilegio por el tiempo protegido que durante dos años, martes y jueves, pude disfrutar para aprender y reflexionar.

    El rigor antes de emitir ningún juicio, ninguna opinión, ningún posicionamiento… la necesidad primaria de reunir la mejor información disponible sobre el tema a tratar i esforzarse para entenderlo. Utilizar el método para huir del prejuicio.

    Otro aprendizaje pionero que me ofrecieron mis maestros fue la necesidad de separar las emociones propias de razonamiento lógico y racional. No siempre es fácil, ni siempre se consigue, pero constituye uno de los pilares básicos del ser racional.

    Ligado a lo anterior, y seguramente el aprendizaje más valioso es el identificar los propios miedos cuando estos interfieren en el raciocinio del pensamiento. Estoy en lo cierto de que no siempre soy capaz de vencerlas i que más veces de las que me querría forman parte de mis posicionamientos pero al menos he aprendido a identificarlos i a menudo a ser capaz de admitirlas.

    Por ultimo aprendí a tener esperanza, a pesar de que tanto a nivel social como personal, uno tiene la percepción de que en los últimos años no han estado precisamente tiempos de un pensamiento de calidad, creo firmemente que si nos esforzamos en pesar mejor estaremos más cerca de actuar mejor.

Páginas