Cátedra UNESCO de Bioética

Información y matrícula

  • Observatorio de Bioética y Derecho
  • Cátedra UNESCO de Bioética
  • Universidad de Barcelona
  • Av. Diagonal 684
    Facultad de Derecho
  • 08034 Barcelona
  • Tel. (+34) 93 403 45 46
  • obd.ub@ub.edu

Crónica de la Jornada "Envejecimiento, vulnerabilidad y situaciones de abuso"

26.11.2018

El pasado 24 de octubre de 2018 tubo lugar en la Facultad de Derecho de la Universitat de Barcelona la Jornada "Envejecimiento, vulnerabilidad y situaciones de abuso", organizada por el Institut de Recerca Transjus, conjuntamente con el Observatorio de Bioética y Derecho (OBD).

La presentación fue a cargo de la Dra. Mar Campins Eritja, vicedecana de investigación y relaciones internacionales de la Facultad de Derecho, el Dr. Juli Ponce Solé, Director del Institut Transjus y la Dra. Maria Casado, Cátedra UNESCO – Directora del Observatorio de Bioética y Derecho, que presentaron el problema del envejecimiento de la población en Europa y sus consecuencias sociales, económicas y jurídicas. En particular, destacaron la complejidad de un problema que requiere ser abordado de forma íntegra desde distintas disciplinas y distintas sensibilidades.

La primera sesión de la jornada explicaba los efectos de la perdida de capacidad cognitiva y sus consecuencias, tanto desde la vertiente médica como jurídica. La Sra. Nina Gramunt Fombuena, neuropsicóloga del Barcelona Beta Brain Research Center (BBRC), explicó la progresión de la enfermedad Alzheimer, desde la fase preclínica hasta sus últimas consecuencias, y las implicaciones para la autonomía personal. Según Gramunt, el Alzheimer es la principal causa de demencia; fue especialmente ilustrativo y sobrecogedor conocer las causas, las dificultades de diagnóstico, el tratamiento (que, sin curar, ayuda a paliar la sintomatología) y el impacto sobre la autonomía personal de aquellos que sufren la enfermedad.

La vertiente jurídica fue a cargo de la Dra. Esther Arroyo i Amayuelas, Titular de la Cátedra Jean Monnet de Dret Privat Europeu y Profesora de Derecho Civil (UB), que se centró en los mecanismos jurídicos de protección de las personas que sufren un deterioro físico y/o mental, debido a su avanzada edad. Destacó que los mecanismos de protección de las personas mayores no deberían ser (o no necesariamente) restrictivos de la capacidad de obrar y que, adicionalmente, se deberían configurar como "vestidos a medida", adaptados a la particular capacidad de discernimiento que las personas conserven con el paso del tiempo. Después de presentar los diferentes mecanismos de protección en Europa y de destacar la falta de regulación específica para el colectivo de las personas mayores que, sin estar enfermas, en cambio son vulnerables, destacó la figura catalana de la "assistència", que protege sin incapacitar, informando que, por esto mismo, se debería convertir en una institución de aplicación general no solo en Cataluña, sino también en España.

La segunda sesión trató del modelo de atención a la gente mayor y en ella participaron el Dr. Joaquim Martínez Montauti, médico internista y Presidente del Comité de Ética Asistencial del Hospital de Barcelona, que presentó los aspectos generales y sanitarios del envejecimiento, destacando que las personas mayores constituyen una población heterogenia y que, a menudo, el problema no es tanto la enfermedad como la pérdida de funcionalidad. En esta sesión también participaron la Sra. Esther Quintana, trabajadora social y Jefa del Departamento de atención social a la gente mayor y para la promoción de la autonomía personal del Institut Municipal de Serveis Socials; i la Sra. Àngels Campos Fornell, psicóloga, del Departamento de Planificación y Procesos del Área de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Barcelona. Las ponentes explicaron el abanico de programas municipales para atender a las personas mayores: des del servicio de atención y soporte a domicilio, pasando por el servicio de teleasistencia, que es uno de los mejores valorados, hasta las residencias; seguidamente presentaron un estudio del Ayuntamiento de Barcelona, en el que participan, que analiza las situaciones de abuso que sufren las personas mayores. Todos los intervinientes en esta sesión abordaron el problema de la discriminación social y la necesidad de combatir el edadismo, como nueva forma de discriminación.

Tres fueron las intervenciones de la tarde, centradas en las situaciones de riesgo y la reacción jurídica. La Dra. Mariló Gramunt Fombuena, Presidenta de la Junta Arbitral de Consumo en Cataluña y Profesora de Derecho Civil (UB) habló de la gente mayor como colectivo especialmente protegido en el ámbito de consumo. Su intervención abordo preguntas que parecen sencillas, como quién se debe considerar persona mayor y porqué debe formar parte de un colectivo especialmente protegido. Si se tiene que dispensar una especial protección en el ámbito de consumo no es tanto por la edad sino por una combinación de factores económicos, culturales y sociales, y sería bueno replantear al respecto la redacción del Código de Consumo. La Dra. Mónica Navarro-Michel, Profesora de Derecho Civil (UB), abordó el tema del ingreso en residencia geriátrica de las personas mayores, y analizó el contraste entre la jurisprudencia catalana, que no exige al guardador de hecho (que está a cargo de la persona mayor) que solicite autorización judicial para ingresarla en un centro, y las tres sentencias del Tribunal Constitucional que, al contrario, sí que la exigen porque el ingreso afecta al derecho a la libertad individual de las personas y, por lo tanto, no se puede restringir ésta libertad sin antes haber adoptado las debidas garantías. Finalmente, el Dr. Miguel Àngel Soria Verde, Profesor de Psicología Criminal y Psicología Jurídica (UB) abordó el proceso de victimización de las personas mayores en situaciones de abuso, poniendo en relieve que, en muchas ocasiones, estas personas viven una situación de victimización adicional como consecuencia de los vínculos, a menudo familiares, con la persona que comete el abuso.

La clausura fue a cargo de la Dra. Mònica Navarro-Michel, que destacó cuál había sido el leitmotiv de la Jornada de la cual fue coordinadora: la vejez es una realidad muy heterogenia y, por lo tanto, las respuestas sociales y jurídicas también lo deben ser. La reunión de personas de ámbitos y sensibilidades distintas, por primera vez, en esta jornada, ha servido para entender un poco mejor los problemas de la gente mayor y, seguro, nos ayudará a actuar en consecuencia en el futuro. Ojalá la sensibilización de las personas haga más fácil la puesta en práctica de las políticas y regulaciones más y mejor adaptadas a los problemas de las personas mayores. Esperamos continuar mereciendo el apoyo tanto de Transjus como del Observatorio de Bioética y Derecho para continuar organizando jornadas tan o más interesantes que esta.