Cátedra UNESCO de Bioética

Información y matrícula

  • Observatorio de Bioética y Derecho
  • Cátedra UNESCO de Bioética
  • Universidad de Barcelona
  • Av. Diagonal 684
    Facultad de Derecho
  • 08034 Barcelona
  • Tel. (+34) 93 403 45 46
  • obd.ub@ub.edu

A 30 años del cambio de paradigma: los niños, niñas y adolescentes como agentes de cambio

20.11.2019

Este miércoles 20 de noviembre junto con conmemorarse un nuevo Día Mundial del Niño (celebración que data de 1954) y un año más de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos del Niño en 1959, se festejan 30 años desde la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño por la Asamblea General de Naciones Unidas.

Se trata de uno de los instrumentos del derecho internacional de protección de los derechos humanos que mayor y más rápida adhesión ha despertado. Simpatía que le valió entrar en vigor a menos de un año desde su adopción, el 2 de septiembre de 1990.

El mismo fue pronto complementado por dos Protocolos Facultativos, en el año 2000. El primero de ellos dirigido a evitar la participación de niños en conflictos armados y el otro, para terminar con la venta de niños, la prostitución infantil y su utilización en la pornografía. Un tercer Protocolo Facultativo, del año 2011, acordó un procedimiento de comunicaciones por el cual se permite que los propios niños puedan presentar denuncias individuales relativas a violaciones de sus derechos.

Toda esta estructura normativa significó, en su momento y aún al día de hoy, un verdadero cambio de paradigma acerca del rol social de la infancia, pues sacó a los niños, niñas y adolescentes del relegado puesto que la historia tradicionalmente les había concedido, limitado al ámbito familiar y sujeto al ejercicio paternal.

En efecto, la Convención sobre los Derechos del Niño determinó, al menos en el papel, el reconocimiento de niños, niñas y adolescentes como verdaderos agentes de cambio social, lo que supuso a su vez ampliar la vetusta noción de ciudadanía –limitada hasta ese momento al ejercicio de derechos civiles y políticos y por tanto, vinculada indefectiblemente a la mayoría de edad.

De este modo, la Convención determinó un antes y un después en la consideración de la infancia en términos sociales, culturales y jurídicos. Sobre la base de cuatro principios fundamentales como son la vida y supervivencia del niño, su no discriminación,  el respeto a su autonomía progresiva y el resguardo de su interés superior, se fijó un nuevo estándar de valoración para un importante grupo de la población, hasta entonces sujeto al actuar caritativo y paternalista de los adultos.

Los niños dejaron de ser vistos como objetos de protección para ser reconocidos, en propiedad, como sujetos de derechos, es decir, como titulares de derechos habilitados para ejercerlos por sí y para exigir su observancia en caso de amenaza o incumplimiento.

A 30 años de este trascendental cambio de dirección en las relaciones con nuestros niños, niñas y adolescentes, es legítimo y necesario preguntarnos cuánto realmente hemos avanzado en formular, más allá del solo discurso, una efectiva cultura de derechos que incorpore a los niños en el entramado social como sujetos sociales responsables del futuro que construimos hoy.

Desde el Observatorio de Bioética y Derecho (OBD) - Cátedra UNESCO de Bioética, celebramos los importantes avances que en materia de infancia se han alcanzado durante estos 30 años de vigencia de la Convención sobre los Derechos del Niño, pero igualmente advertimos que queda un largo camino por avanzar. Mientras en muchos países las necesidades más básicas (como acceso a agua, alimentos, vivienda o atención sanitaria) aún no se encuentran cubiertas para garantizar un desarrollo pleno de niños, niñas y adolescentes, en otros, es preciso comenzar a atender a otras nuevas necesidades que surgen producto de la vida actual (confidencialidad, acceso a la información, participación, etc.).

En uno y otro caso, la Bioética en tanto disciplina multi, inter y transdisciplinar, que atiende a problemas actuales y complejos que importan la toma de decisiones políticas tiene mucho que aportar para que pasar del texto a la acción no se transforme en una utopía. Contribuir a formar en el respeto y la responsabilidad a los niños de hoy se traducirá en contar con ciudadanos comprometidos y empoderados de la cuestión social mañana.

Como una forma de festejar los 30 años de la Convención sobre los Derechos del Niño, y transformar las palabras en acción, ponemos a vuestra disposición un importante fondo bibliográfico de libre acceso desarrollado por académicos, alumnos y colaboradores del Observatorio de Bioética y Derecho - Cátedra UNESCO de Bioética, desde el año 2010 en la línea de Bioética e Infancia. Asimismo, les acompañamos material desarrollado por Naciones Unidas a través de UNICEF en este nuevo aniversario.